30.12.06

Joanna Newsom - Ys



1. Emily
2. Monkey & Bear
3. Sawdust & Diamonds
4. Only Skin
5. Cosmia

Una mujer que sea considerada un ícono avant-garde, que ocupe su figura como iconografía de portada y que cante con una voz en el borde de lo audiblemente soportable, se arriesga a ser una figura polarizada. Es el caso de Joanna Newsom, con su mundo de hadas y espacios domésticos. Misteriosa y frágil, Newsom se volvió la it-girl de los medios independientes después de su debut The Milk-Eye Mender (Drag City, 2004), lo que le valió quizá la misma parte de devotos y odiadores. Acaparando la atención, vuelve con Ys, un disco altamente complejo, que suena al trabajo de una veterana iluminada al borde de descubrir una gran verdad. Salvo que ella tiene sólo 24 años.
Ódienla lo que quieran, por el hype de las revistas, por sus fotos de modas. Ódienla por tener a Van Dyke Parks ?colaborador de Brian Wilson- arreglándole las cuerdas de fábula, a Jim O´Rourke en las mezclas y a Steve Albini grabándole con precisión quirúrgica su voz gatuna, captando cada ahogo, cada suspiro, cada nervio a punto del desborde. Pero cuando se la escucha tocar el arpa como un pulso, una canción de cuna, un tambor o como en el jardín de una geisha, así como suena en los 16 minutos de "Only Skin", ¿es posible seguir refunfuñando? Al encontrarse con un disco altamente demandante como lo es Ys, demasiada atención hay que ponerle para escuchar su obra conceptual, que avanza progresiva entre sus canciones extendidas que se loopean en una avanzada folkie para desviarse en otras elucubraciones.
Sin tregua, en Ys vuelven las historias a su comienzo, Newsom grita, las cuerdas se tensan y otro patrón se superpone, llevando a los auditores a un terreno de concentración absoluta. Entregados por enteros, qué indefensión se siente al encontrarse subyugados con la manera que Newsom repite, trastornada, la palabra "desire" en "Sawdust and Diamonds" o con la tristeza que esos "away" se le cuelan en "Cosmia". Y cuando se intente entender sus fabulas de osos, monos, praderas, meteoritos y amores, esas historias que parecen quitarle la vida mientras los canta, se verá que las letras en el libro son sobre-elaboradas como un pastiche barroco y otras desnudas hasta la vergüenza en su urgente necesidad. "Oh darling, there´s a place for us/ Can we go, before I turn to dust?/ Oh my darling, there´s a place for us" . Letras que aguantan diez, veinte leídas y aun así el mundo narrativo de Newsom parecerá una obra de teatro a la que se llegó a la mitad sin invitación. Misterioso, Ys tiene una cualidad hermética que lo hace magnético. Obsesionante.
¿Es posible seguir detestando a Newsom después de un disco como Ys? Sólido y complejo, el disco bien podría haber sido la aventura experimental de tres hombres viejos con una voz joven. Hacerlo sonar grande y difícil, volverlo una pirueta sonora de palomas y ríos. Pero es la potencia de Newsom como autora que lo vuelve un ejercicio completo y descarnado en su belleza simple de arpa y voz felina. Y que lo pone en la categoría de ejercicio necesario, esos que hacen del pop un lugar donde todavía existen exploraciones riesgosas que terminan sonando a algo nuevo. (via super45.cl)


192 kbps // 76.1 mb

BAJAR

5 comentarios:

yo dijo...

me hizo acordar a bjork
muy bueno

Perro Negro dijo...

Una mezcla de Bjork y cantante de jazz de los 50´s. Lindo disco.

Anónimo dijo...

me da error el archivo rar

Veronica dijo...

Che que buen disco....
Ni idea que existia pero de curiosa lo baje y me gustó.

Lima dijo...

El disco me pareció interesante y la crónica de tu blog, solo que me resulta chirriante que repitas tanto "altamente", una palabra que no existe fruto de una mala traducción y que se ha extendido velozmente. En español ses dice MUY y no pasa nada. Gracias.