1.6.08

The National - Boxer



01.Fake Empire
02.Mistaken For Strangers
03.Brainy
04.Squalor Victoria
05.Green Gloves
06.Slow Show
07.Apartment Story
08.Start A War
09.Guest Room
10.Racing Like A Pro
11.Ada
12.Gospel
13.Blank Slate
14.Santa Clara

Ya habrás pasado la experiencia. Un amigo te dice que escuches algo, a esta altura, un poco indiferente, seguís leyendo una revista aunque un gesto imperceptible indicó que vas a prestar atención. Pasan unos segundos, mirás y preguntás, ¿y esa voz?
Pasó una vez con Nick Cave, otra vez con Stuart Staples de Tindersticks, te pasó quizás con Richard Hawley (hay otra autopista que va del lado de Tom Waits, te la dejamos a vos).
Esas voces que parecen venir con un pasado a cuestas, como esas maderas secas y pulidas que llegan a ciertas playas, en general vienen acompañadas de buenas canciones. Son voces que la tienen difícil a la hora de cantarle a la alegría del mundo. Vienen de regiones oscuras, si no pesimistas, en general de paisajes ambiguos, son llamados de atención (si, está todo en la primera línea). Son voces que hacen todo eso sin siquiera proponérselo, y si se lo proponen, sobreactúan. Pero no es el caso.
Aunque son voces destinadas al piano, el piano es más bien un invitado en este disco y son canciones con guitarra, como el disco de Tindersticks con la bailarina española en la tapa. Es música apta para orquestación sobria, no te extrañe encontrarlos como chamber pop.
Tal vez he mentido un poco. El disco comienza con un acorde de piano que levanta la mirada, no una voz, aunque es verdad que con la voz llega una canción extraordinaria. Una canción que termina, contrario a mis predicciones, si no de manera feliz, de manera celebratoria. Es verdadero que se trata de bellas canciones y de una de esas voces. No quisiera dar la idea errónea que es un disco serio, o pesimista. Es un disco hermoso, y lo sabemos, la belleza duele.
El señor de la voz se llama Matt Berninger, el señor del piano, invitado en este caso, un tal Sufjan Stevens al que hemos mencionada aquí y allá. Boxer es el tercer disco de The Nacional y han sacado un EP con el delicioso nombre de Sad Songs for Dirty Lovers.
En pocas palabras: el eslabón perdido entre Nick Cave y Tindersticks.
Para escuchar: la primera famosa canción es recomendada si estás empezando una nueva vida en un lugar remoto, lo demás cualquier tarde en la que quieras abstenerte del mundo.
Recomendado si te gusta: Nick Cave, Tindersticks, Tram, Leonard Cohen, Interpol.
(via encerradosafuera.com.ar)

99 MB // 320 kbps

BAJAR

Enviado por Ariel

4 comentarios:

Lucero del Alba dijo...

zar-pa-da review. Qué gusto leerse algo así antes de bajarse un disquito. Felicitaciones.

J dijo...

El review me compró.
Vamos a ver el disco.

Salute!

martina dijo...

Fantástica descripción de una de mis bandas (y álbumes) favouritos.
Eso sí, Boxer es el cuarto disco de la banda, no el tercero, y Sad Songs For Dirty Lovers no es un EP sino el segundo LP ;) Jojo qué quilombo.
En fin, cosas menores. Buennnn blog.

Lucero del Alba dijo...

A propósito que escuché el disco, y el 1er temita me gustó tango q dije "lo voy a poner de nuevo"... pero entonces empezó el 2do, que también me encantó... y el 3ro, y así... que en fin, muy lindo disco.

Voy a buscar más de esta banda (gracias a Martina por la data tb).