31.8.09

Abrecaminos [4/4]

Entrevista FREE x Eme Eme


¿QUIEN?: Ray Fajardo
¿CONOCIDO POR?: (Ex) Baterista de El Otro Yo

[1ª PARTE | 2ª PARTE | 3ª PARTE]


Hicimos la nota con Ezequiel en el increíble oasis llamado Estudio Quinto, ubicado a dos cuadras de la estación Adrogué. Comenzó a la siesta, terminó casi sin luz. Solo un par de comentarios antes del final: aunque la nota sea larga, si no la pueden leer ahora guardénla y hagánlo cuando puedan. Es una lección de adrenalina adolescente, búsquedas de caminos, elecciones vocacionales, calle, momentos (punk con caja de vino en mano, padre quema hojas, pareja, invitado y amado por los amigos, estudiante de chino mandarín) compartidos amablemente con nosotros y ustedes.
Ah, y la pregunta de muchos: ¿Por qué se fue de EOY? Algo de eso agrega en esta parte de la nota. Yo creo que porque creció. Y para mantenerse vivo.

Salud, Ray! Ha sido una gozada, como dicen los españoles.

El pasado: Yo tenía muchas bandas, entre ellas Los Serenos de tu tumba, y habíamos pegado una onda para salir en el Invasión 88. Yo tenía 16 años, y metíamos bastante gente, tocábamos con Juana (La loca) que estaba, tocamos con Massacre Palestina, porque nosotros hacíamos punk rock pero mezclábamos con bandas tipo TSOL, bandas skaters y por eso llegamos a tocar con Massacre. También tocamos con bandas de la zona de esa época: El Lado Salvaje, Copilato Pilato, es más, el cantante de Serenos se fue después a cantar a El Lado Salvaje y ahí yo hice otra banda que se llamaba Chiquero, donde tocaba un bajista que era de la Boca, Walter Formoso, él tocaba en varias bandas hardcore, recién empezaba la movida del BAHC, y después tocó en Restos Fósiles, estaba Leandro Alvarez (el hermano de Andrea Alvarez) en saxofón, y cantaba Ramiro Gutierrez.

Mail para Ray: “El día que te conocí fuí a ver a Los Serenos que siempre iban acompañados por una multitud de amigos burzaqueros, y al final nos fuímos caminando y hablando. Eras muy chico y venías con una caja de vino en la mano y me empezaste a hablar de "la banda" que estabas imaginando: como tenía que ser, cual era tu idea de "el mejor guitarrista, el mejor bajista , el mejor cantante" y lo qué una banda debería decir. En todo momento me hablabas como dando por sentado que nos íbamos a juntar a tocar, lo curioso del caso es qué hasta ése momento no teníamos referencias uno del otro. Después pasó mucho tiempo, yo volvía de Brasil y apareciste en mi casa con Mariano Rodríguez, qué iba a ser guitarrista de la banda, y comenzamos con unos ensayos pero no terminábamos de cerrar los otros músicos hasta que conectamos y a la semana empezamos a ensayar y en ¡un mes! estábamos tocando en vivo, lo que hicimos cuatro años seguidos. Chiquero tenía un condimento militante bastante presente y eso sumado a cierta oscuridad que nos rodeaba lo hacía tan interesante como conflictivo. Vos le dabas mucho optimismo sobre todas las cosas, como una luz, y en lo personal tengo un gran recuerdo de tu amistad por eso. Éramos una banda con un par de premisas establecidas y qué luego se daba a una libertad musical muy grande, nuestros ensayos eran grandes zapadas sobre temas hechos previamente o que iban saliendo tocando, nos encerrábamos 2 o 3 horas en una sala y prácticamente no parábamos, por supuesto qué vos eras fundamental para eso, aparte de tocar en otras 4 bandas y no faltar nunca a un ensayo....Abrazo desde España, Ray, en cualquier momento andaré por Argentina. Ramiro Gutierrez”

Chiquero: Musicalmente era una muy buena banda, tenía influencias claras, lo que pasa es que acá eran desconocidas: Birthdie Party, John Cale. Yo me fuí nutriendo de esa música por Alvi (Alvarez) y Ramiro, que tenían toda una data de lo intelectual. Ahí por primera vez empecé a intercambiar grosso, los pibes me decían: “Te gusta leer? Bueno, tomá” Y ahí descubrí a Henry Miller, Bukowski, Burroughs. Ellos eran pibes más grandes que yo, me llevaban 8 años, entonces yo sentía que me estaban dando data de la buena, musicalmente y culturamente. Ramiro era una persona a la que le encantaba tanto la Velvet (Underground) como Miles Davis, así que me iba guiando en la formación musical que en esa época era demasiado rígida. La movida del sur generaba mucho, había mucha literatura en sus charlas, aparte yo tenía lo mío: siempre me gustó leer mucho, y lo que ellos me aportaron fue otra información, me abrí a leer otras cosas que me influenciaron positivamente a nivel conocimiento. [Nota: Chiquero grabó una Producción Independiente en 1991 producida por Alvaro Villagra, e integró el mítico Compilado “Malasaña”. www.myspace.com/chiquero // Ramiro Gutierrez está en España y tiene un sitio: www.myspace.com/siempres]

Cinco bandas a la vez: Fue a propósito, porque con cinco bandas tocaba todos los fines de semana, así durante años. Porque cuando estás empezando con una banda con suerte tocabas una vez al mes, o cada dos meses, y yo quería tocar siempre, entonces me garantizaba tocar con distintas bandas en el mismo circuito que estaba bueno: el Parakultural, Cemento, Arlequines, Die Schule, Zona Cyborg, La Rosa, El Viejo Correo, y eran lugares que estaban buenos porque eran chicos o medianos (sólo Cemento era grande) y vos siempre tocabas para alguien, y cuando te mueve la pasión por tocar, está bueno!

La primera gira: Yo tocaba en Distorsión, y nos salió una gira con Lethal por toda la Argentina. Yo era chico, estaba en primer o segundo año , y un día se para en la puerta de casa un micro y bajan los Lethal a gritar: “Vamos, Ray, vamos que nos vamos” y me acuerdo de la cara de mi vieja. Era loco, era muy loco todo, fue mi primera gira y todos ellos eran más grandes que yo. Siempre me moví con gente más grande, y así fuí tomando muchos de los vicios y yeites.



El niño: A mí me pasó que como salía de muy chico muchos pesos pesados de la noche generaron como una situación de protección hacia mí, es algo que me llamó la atención, inclusive músicos más grandes: “Vos pendejo esto no, si te llego a ver...”. Yo me sentí muy cuidado, mucho más por ahí que por mi padre, que por el desconocimiento y el miedo en general hacia el ambiente tendía a alejarse. Yo me movía en muchos ambientes, muchos de ellos pesados. Hubo una época que iba a ver rock pero también iba a Independiente de Burzaco a bailar cumbia. Siempre fuí muy inquieto, y cada cosa que pasaba quería saber de que se trataba. Y como era inquieto siempre estaba metido en problemas. Lo que pasaba es que muchas veces te encontrabas frente a situaciones de provocación y viste como es, te encontrabas a la vez en un quilombo. Justamente al que era mi amigo de Distorsión, el guitarrista de la banda, en una pelea lo mataron. Éramos todos muy unidos, mucho heavy, y en una pelea tremenda de muchos contra muchos, que justo yo no estaba, lo dejaron en coma: estuvo internado mucho tiempo y pasó eso, fue tremendo! Así que a partir de ahí cualquier situación que tenga que ver con la violencia, soy bastante susceptible, aunque sé que soy como soy. No era de buscar roña igual, soy de tener y generar buena onda, pero bueno, a veces hay situaciones.

Ray sobre Walas: Con Walas siempre tuve una conexión casi paternal desde las épocas viejas cada vez que nos veíamos teníamos el mismo saludo: “El mejor cantante que conozco!” y él se cagaba de la risa si estábamos solos, y si había otras personas se moría de vergüenza, se ponía todo rojo, colorado como un tomate. Yo siempre le decía: Walas, me encanta tu voz, loco, para mí es lo mejor que escucho, te lo digo como público, como músico, tomalo como quieras y el siempre me decía lo mismo de la batería, y siempre jodíamos con eso. Yo rescato la ética y lo buena persona que es Walas, porque yo soy parecido también y por eso somos amigos.

Walas sobre Ray: “Es uno de los tipos más divertidos y con mejor onda que hay en el ambiente, aparte de que cuando lo saludo yo le digo: “¡El mejor baterista que conozco!” y se le ilumina la cara y se caga de risa, es nuestra joda personal, aquello que nos hace buscarnos en una fiesta o en un recital y darnos un abrazo. En esta nueva etapa le va a ir genial porque él es genial...”

Adrenalina: Yo siento personalmente la adrenalina en situaciones en las cuales tengo que aprender a exigirme a hacer algo nuevo. El lugar de la batería es un lugar de mucha seguridad para mí, de tranquilidad, sea arriba de un escenario, en un estudio de grabación o en una sala de ensayo. Es un lugar donde me siento muy seguro, muy tranquilo y por eso me divierto haciéndolo, y puedo hacer un montón de cosas mientras toco, pero también siento la necesidad de sentir esa adrenalina de poder hacer cosas a prueba y error. Por eso hice lo del librito (“El Mar Alado”, de poesías) y saqué los disco tocando yo todos los instrumentos y cantando. Nunca me detuve, por mi personalidad soy así, no tuve ni vacaciones ni nada. Cuando no toco era producir acá o en otro lugar, o tocar con otra banda, o ayudar en algún otro proyecto.

El reconocimiento de otros públicos y bandas:Toqué con La 25 en Ferro, me invitaron a tocar un tema de los Stones y subí, me presentaron como Ray de EOY y el recibimiento fue increíble. Yo me quedé ahí porque obviamente esa cosa entre punks y rolling Stones y no, todo bien, en cierta forma me dí cuenta que ya habían pasado muchos años y que en todas las posibilidades de notas, entrevistas, yo había podido transmitir eso, buenísimo! Ponele, a mí siempre me encantaron los Ratones Paranoicos y para mí "Los Chicos quieren Rock" es uno de los mejores discos de la historia. No sé, será por la edad, por el momento en que salió, pero a mi me parte la cabeza y a partir de empezar a hablar de eso empecé a compartir cosas con Roy Quiroga, a hacerme amigo y un día comenzó a venir Pity (Alvarez) a los shows de Cemento y se acercó a comentarme que le gustaba el grupo, que cuando se iba de gira con Viejas Locas antes de salir a tocar ponía EOY, cosas muy locas. Yo con la mayoría de las bandas que me invitaron nos fuímos conociendo en otras situaciones y en el momento en que me invitan a tocar o a participar de un proyecto no voy como “el baterista”, voy como el amigo al que invitaron a su proyecto, entendés? Y vamos a compartir un momento con respecto a lo que hacemos nosotros y nos gusta hacer. Además yo nunca aproveché o exprimí o especulé con la situación o mediática o musical de las posibilidades del grupo “para”, son cosas que han sucedido de manera muy natural y me pasa con gente con la tengo rebuena onda, que creo que también viven la música o sea, uno sabe que tiene cierta exposición, responsabilidad, o “importancia” por el medio donde se mueve, pero que se disfruta mucho más de todo lo que no tiene que ver con eso, y es lo que te alimenta y te genera y es lo que le da sentido a estar ahí también, sino se convierte en un punto todo en una cosa medio fría, que no termina de haber diferencias entre desarrollar una carrera de modelo a través de la imagen y hacer una de músico, o sea es reloco si pasa eso, No toco más!

- O sea que Dárgelos no serías....

No, porque justamente en ese punto es una mirada absolutamente inteligente y maquiavélica, es como una pantomima de lo que se intenta ser y en ese punto es una manera inteligente de no traicionarse a sí mismo siendo de una banda de barrio como son los Babasónicos que tienen calle, mucha calle, yo lo sé, y le dió resultado, es muy inteligente de su parte lo que hizo. En un punto es admirable: entrar en una obra de teatro disfrazado de vedette sabiendo que todo es una mentira.

Abrecaminos: Lo de Ezequiel (Araujo) fue algo largo, doloroso, porque nos sentíamos muy bien los 4 tocando y las diferencias las superamos como siempre: aceptando al otro y conteniendo al otro. Y eso siempre fue así, el otro a veces era yo, a veces era Ezequiel, a veces era Cristian y a veces era María, siempre fue así, pero llegó un momento en que la contención no funcionó, no supimos resolver y pasó lo que pasó. Estoy haciendo una lectura y ahora que hablo pienso que algunas heridas pueden haber empezado allá, son heridas y situaciones o renuncias que en ese momento tuve que bloquear para continuar y de poco fueron saliendo las cosas, fuí verbalizando, le fuímos encontrando la manera de salvarlas y otras fueron creciendo, me parece que viene más por ahí. Por eso me fuí como entré: como soy yo. Vos me decías antes de sacar un disco, creo que hubiera sido peor en otro momento, cuando el disco hubiera salido, paramos las actuaciones en vivo, yo me puse a trabajar mucho acá (en el estudio) que es como un gran oasis y no es que fue premeditado pero dije: “Es ahora”.

- Pero también es una apuesta, vamos a suponer -a nivel fantasía- que EOY saca este disco y no sé, explotan! Se llenan de oro!

Yo creo que si sucede es una certeza más de que no tenía que estar tocando en el grupo. Porque si justamente con un nuevo baterista, con una nueva estructura crean en el próximo disco algo artístico buenísimo es otra certeza más de que lo que yo no estaba aportando adentro del grupo, es como el huevo y la gallina. Digamos: si estás ahí tenés que poner todo porque querés lograr primeramente tu realización artística que es lo primordial y después a través de todo el trabajo y de todo lo que venís haciendo y de todo el tiempo que le ponés poder vivir de tu profesión, de lo que haces. Ahora si eso no se puede realizar y no puedo modificarla desde el lugar mío, desde lo que estoy haciendo, entonces quedarse en un grupo sería atentar y especular con el grupo, yo no voy a especular con un grupo que quiero, y que son mis amigos, y aparte con un montón de gente que trabaja con el grupo, eso sería especular, decir: “Uy, pero mirá si el próximo disco, que tiene dos temas buenísimos, mirá si se convierten....” eso sería especular, me entendés? Y yo no voy a especular con esa situación y si la recontrapegan va a ser la señal que ellos y yo vamos a leer, y es que mi decisión fue la correcta. Es como si a mí me llamara otra banda mucho más importante o genero un proyecto artístico re-exitoso o mi carrera como productor crezca, crezca, crezca. Son certezas, por eso no siento inseguridad, no entra en mi cabeza esa ficha, por suerte! Por eso me voy a sentir de corazón recontento si eso les pasa porque quiere decir que mi ida despertó un montón de cosas en el grupo donde toqué 15 años para que les pase algo tan bueno. Capaz el que yo no esté despertó otras cosas en el grupo, cosas que estaban dormidas, y al entrar otros integrantes renovó y a mí me sucedieron otras cosas. En ese punto no hay posibilidad de arrepentimiento: hay posibilidad de arrepentimiento cuando uno especula con la situación o se aprovecha de la situación, y yo no haría eso.

- Claro, como lo del show despedida

Claro, despedida de qué? También podría especular: nosotros tenemos treintipico de años, 20 años de carrera, cuántos años más nos quedan de tocar? 10, 15 años? Especularía, diría: “Cuántos discos nos quedan? 2, 3 más, 4?” Pero no es mi manera de ser ni como músico profesional, no está dentro de mí. Eso es lo que no entiendo muchas veces de este negocio, que vos a veces escuchas un montón de voces que te dicen: “Pero no seas boludo, esperá! Mirá si la pegan con este disco...” y como ellos deben decir: “Mirá si lo llama tal persona, tal banda, de afuera o de acá” Es un poco especular dentro de esta situación hablándola desde lo que significa una banda de rock inmersa en el negocio y eso para mí no es importante. Más allá de todas las diferencias, de todo lo que no compartimos, de todo en lo que no estamos de acuerdo, las distintas visiones sobre las cosas, lo más importante para mí es ese punto de apoyo en lo que se refiere al vínculo logramos después de esta tormenta que esté firme, por suerte hasta ahora (risas). Yo no voy a caer en la hipocresía tampoco de “no, está todo bien, está todo bárbaro” porque entonces la pregunta es: “Y porque no seguís tocando?”, pero tampoco voy a caer en lo otro de “No, está todo mal...” porque no es así, son tiempos, procesos y este fue largo.

El presente: A mí me gusta tocar, hacer música, estoy concentrado en eso, mi vértigo está ahí. Descubrir cada vez nuevas cosas, tocar con otros músicos, ahora con todo el tema de la producción grabando y haciendo un montón de cosas que las venía haciendo, pero desde un lugar más oscuro. EOY siempre se autoprodujo, si bien el disco Abrecaminos lo produjo Diego Vainer y fue muy importante lo que trabajó, como Billy Anderson o Ezequiel (Araujo) en Espejismos, la función del productor artístico en esos discos fue consensuar puntos de vista muy definidos de similar importancia dentro del grupo y que tenga la última decisión el productor para poder trabajar con armonía y hacia adelante.



Ray productor: Esto empieza cuando una banda me propone producir el disco como productor artístico lo primero que pensé fue que no porque yo ya estoy acostumbrado a trabajar con los chicos o con este equipo pero no sé si por todo lo que representa el proceso de grabar un disco, de la manera en que me gusta hacer las cosas a mí, y la exigencia que voy a poner van a poder responder. Mas toda la parte psicológica que hay en toda la cuestión, que es muy fuerte y dije que no, a lo que insistieron. “Dale, quieren que seas vos, quieren juntarse con vos” y dije “Bueno, voy a hacer un plan dividido en etapas de como trabajaría yo con personas nuevas como productor artístico” y me junté con ellos y les dí todo el plan de como trabajaríamos, la cantidad de canciones, como iba a trabajar ciertas canciones, era una cosa bastante fuerte, como para que me digan que no. Y dijeron que sí. Y fue buenísima la experiencia: ya a los tres primeros días de grabación me dí cuenta que estando desde el comienzo -además de la preproducción que implica escuchar los demos, todo- desde empezar a grabar baterías, guitarras, me dí cuenta que ya había aprendido un montón en el camino porque no era una cuestión de inseguridad, sino de saber como yo trabajo y todo lo que voy a poner y si eso va a llegar al objetivo que ellos quieren y no va a ser toda una quemazón de tiempo, de energía para que por ahí termine en nada. Pero me dí cuenta que estaba bueno trabajar con otras personas y que eso que tuve siempre de conocer tantas personas de diferente personalidad me ayudó, fue una muy buena experiencia y fue una certeza en un punto y fue un poco lo que venía haciendo en el triple y en EOY. Yo tengo un amigo que es medio metafísico que yo le comentaba esto hace diez años y él me decía: “Yo siempre te veo de ahora en más rodeado de equipos electrónicos...” Y yo no tenía idea entonces pensaba: “Ya está: una radio, termino hablando boludeces por la radio” que es algo que me gusta también, hablar, y me imaginaba así, en una radio, no se me ocurría otra cosa. Y a medida que se fue dando todo las señales fueron tan claras, y las situaciones y fue medio como la decisión de batería, que me encaminó acá, y fuí haciendo otros trabajos, fuí haciéndome de mi equipo porque al trabajar tantos años conocí un montón de técnicos. Diego Vainer era una de las personas que siempre me decía cuando grabábamos discos: “Ray, yo sé que vos vas a producir en el futuro” y yo le decía: Ni loco! Para bancarme a unos locos que no se ponen de acuerdo, organizar todo, horarios porque el productor no es el que está tirado y dice: ¡Ay, pongamos violines!, eso es una parte muy chica de la producción, después está la organización, que tiene que ver con todo, con los tiempos, con optimizar por el tema de que grabar sale dinero, con la parte psicológica, con potenciar al máximo el conocimiento de cada músico, de la banda y de lo que los músicos quieren grabar, eso es supercomplejo, la parte artística, por eso es raro el nombre de productor artístico, a mí no me gusta. Cada banda te exige distintas situaciones.

EL presente: Ahora terminé el disco de una banda que se llama Los Reyes del Falsete. Artísticamente es un trío de dos guitarras y batería, cantan los 3, ahora sacan el disco a través de Laptra (sello de El Mató). Son chicos que me hacían acordar a mí cuando era más chico: con una capacidad interactiva y compulsiva de generar ideas. Entonces capaz como productor el punto es organizar esas ideas y ver la prioridad de lo que se necesita en ese momento que estamos grabando. Otras bandas capaz necesitan que les organices ciertas situaciones artísticas que tienen y que a ellos no se les ocurre como encauzarlas, y de ahí tenés que empezar, digamos, tenes que dar el primer paso, tenes que empezar a darles propuestas. Por ahí todo eso de haber estudiado guitarra, toco el piano (como un mono, pero lo toco) me sirve para componer cuerdas, para hacer arreglos, ahora me gusta ponerme a escuchar y tocar, no es que empiezo a escribir para lograr un acorde y el tema de seguir es que me da resultados, veo los resultados. Y me empezaron a llegar bandas distintas: JPA (reggae), Euforia, y debe tener que ver conmigo también porque yo siempre escuché muchísima música, empecé tocando como rock´n´roll, Led Zeppelin, pasando por el heavy, el punk, música electrónica a full también, con el reggae me pasó lo mismo. Al ubicarme como productor me sorprendió y sentí esa adrenalina, ese desafío y ver los resultados a ver si las expectativas mías y si los chicos que depositan esa responsabilidad se cumplían y se fueron cumpliendo y fue lo que también fue atrayendo a otros músicos. También el hecho de haber formado un equipo superestable a través de estos años, al trabajar con tantos ingenieros, ahora estoy trabajando con Pablo Barros, que trabajó en varios discos de EOY, y con él me pasaba lo que te contaba antes, de encontrarnos en las grabaciones, en tiempos diferentes y ya sentir la mirada, de salir afuera a fumar un pucho y sentir “Ya está, con este pibe podemos ser amigos”... y así me encuentro en este presente que está bueno, está muy bueno...
[Nota: Estudio Quinto: Espora 313 – Adrogué / serquinto(a)yahoo.com.ar // http://www.estudioquinto.com // www.myspace.com/estudioquinto

8 comentarios:

romeodolorosa dijo...

tengo el presentimiento q por una cuestion marketinera/de imagen el baterista de EOY puede llegar a ser mejicano....

se te va a extrañar ray!

suerte en esta nueva etapa y tambien para EOY

saludos!

Sanguche dijo...

Aplausos.
Otra vez nos quitamos el sombrero ante stayfree.

Haganle llegar mis saludos y maximos respetos a Ray, un idolo. Un filosofo del Rock.

myownlife dijo...

Me encanto la entrevista, de todas es la que mas me gusto. Soy un viejo fanatico de EOY que crecio y siguio otros caminos pero siempre vuelve a escucharlos. Es para leerla varias veces la entrevista.

Sigan asi, saludos

and she was dijo...

me uno a las hordas de ex adolescentes que escucharon EOY. me acompañaron toda mi adolescencia. despues creci, y me parecio que ellos no. gracias por hacerme ver que ellos (o por lo menos Ray) si.
viva la musica!

Elafro dijo...

un gran tipo resultó ser este ray. mucha calidez en lo que habla y mucha apertura a los mundos de las otras gentes.
siempre critiqué a EOY por su "la cumbia es una mierda", pero ahora que leo esto me parece que ray no debía ser el impulsor de la frase. la música es música y se siente como cada uno la siente, sea rolinga, punk o cumbia. qué se yo. y parece que este pibe piensa más o menos así.

Santiago Segura dijo...

Gran cierre para la mejor nota que hicieron hasta ahora. Suerte a Ray en sus proyectos, se nota que es un tipo muy piola.

Miriam Eme Eme dijo...

Personalmente, fue una de las entrevistas que más disfruté en mi vida.
Tengan en cuenta el marco en que fue hecha: personas agarrándose a las piñas sobre cuerpos muertos, una escena donde el rock dejó hace mucho de ser contracultura para convertirse en un sucedáneo de marketing, y los 20 mil recitales de Arjona en Argentina, mientras el país se cae a pedazos.
En cuanto al nuevo batero de EOY -no sé realmente a quién le importa- leyendo la semana SF...ya sabrán quién es...je!
Slds a todos, gracias a quienes mailearon privado también.
Miriam

Santiago Segura dijo...

No es Fares el batero nuevo de EOY?