19.4.10

We´re a happy family



Esta es la 3ª parte con los testimonios de la familia ramonera que estoy sacando del genial libro "De gira con los Ramones", armado por Monte Melnick el road manager de la banda [aca esta la 1ra parte, y aca la 2da por si se la perdieron].
Esta vez elegi testimonios de los integrantes "secundarios" que formaban los Ramones. No tienen el reconocimiento de Joey, Johnny y Dee Dee, pero fueron la columna vertebral para que la banda sea lo que fue.
Con ustedes una pequeña selección, que lo disfruten.





YO EL BATERISTA: Conocía a Joey del barrio, Dee Dee se había mudado al vecindario y tenia una guitarra. Vivíamos muy cerca uno de otros y por eso íbamos juntos por ahí. Dee Dee había hecho una prueba para entrar en Television. Nos reunimos en el apartamento de Johnny. Dee Dee, Joey y un chico llamado Richie Stern, iba a ser el bajista. Dee Dee iba a ser el cantante, pero chillaba y se quedaba afónico al cabo de dos canciones, entonces Joey tomaba el micrófono de la batería y cantaba I dont care. Había sido baterista en otras bandas y era el baterista de un grupo Glam, pero nunca lo había visto. Tenía buena voz, pero no era un buen batería. Entonces tuve esa idea. “Guau, estaría bien si Joey cantara”. Le comente que se pasara a cantar, pero entonces nos quedamos sin batería. Publicamos un anuncio en el diario y probamos a varios. El estilo de la época era el Heavy metal, como John Bohnham o Carmine Appice, y eso no encajaba para nada con nuestra música. Yo no sabía tocar la batería, pero me senté en ella y les explique como debían tocar esas canciones. No eran capaces de captarlo. Entonces los otros empezaron a decir: “¿Por qué no tocas tu la batería?”. Lo probé para divertirme y de alguna manera salio bien. Sabía como debian sonar, así que decidí hacerme baterista. Me llevo un tiempo hacerlo bien, pero desde el primer concierto tuve una buena vibración. Al principio tenían un sonido destartalado, pero cuando yo empecé a tocar les di un punto mas fluido, la música necesitaba ser algo más marchosa. (Tommy)

VIRTUOSOS GO HOME: Nuestro lema era que el virtuosismo no contaba, lo importante era las ideas de por si mismas, lo cual era algo revolucionario en la época. Incluso los Dolls y los Stooges intentaban ser bandas de verdad. Fuimos la primera banda que enarbolo la noción de que el virtuosismo no solo no es necesario, sino que podía ser un obstáculo. Aquella era una idea totalmente original. Gente como David Byrne lo captaba. Siempre había gente enrollada en aquellos conciertos. Vieron que aquello era un acontecimiento. Los Ramones estaban inspirando a muchas bandas incapaces de dominar sus instrumentos. De pronto decían: “quizá no tenga que ser tan bueno, quizá pueda formar una banda”. (Tommy)

EL PATRIOTISMO VIENE DE LA INFANCIA: Los padres de Johnny no querían en absoluto que se involucrara con la música. Querían que fuera un jugador de béisbol. Pensaban que la musca era afeminada y nada americana. Su sentido del patriotismo americano y el pensamiento de derecha creo que venia de sus padres, de identificarse con ellos. La muerte de su padre en 1979 supuso un gran cambio para el. Cuando éramos chicos a Johnny le encantaba ir por ahí con su parafernalia de derecha. Una vez hizo una declaración que a mi me resulto divertida. Dijo: “si acabo sin dinero, seré comunista, si acabo rico, seré capitalista”. (Tommy)

DEE DEE: Gran parte de la conducta de Dee Dee se debía a las drogas. Era el tipo de persona a la que no puedes ofrecer una copa porque beberá hasta perder el sentido. Con las drogas pasaba lo mismo. Tomaba muchas drogas y algunos de sus problemas podrían deberse a los daños causados por tantos años de consumo. Dee Dee y yo manteníamos una extraña relación. Nunca pudo entenderme. No podía entender que ami me bastara una cerveza, para el yo era muy disciplinado, y no es así, pensaba que era asombroso que yo pudiese cocinar hamburguesas. (Tommy)

NO GLAM: Nuestra imagen evolucionó deprisa. Al principio alguno de los miembros vestía en plan glitter, con lentejuelas y tal, pero no íbamos a ser una banda glam.Aquello se transformo rápidamente en uniformes. A los 6 meses ya sabíamos lo que funcionaba y lo que no. La idea era vestir aquella ropa que usábamos de jóvenes. Prendas que nos identificasen, y funciono, era cómodo, encajaba con la música y era genuino. (Tommy)

MI AMIGO PATRIOTA QUERIA SER CAPITALISTA: No nos llevábamos demasiado bien para cuando salio Road To ruin y me estaban volviendo loco. En los primeros tiempos todo había ido bien. Había problemas, pero nada serio. Cuando empezamos a actuar fuera de NY las cosas se deterioraron deprisa. Pero me gustaba trabajar en el estudio, donde estaba al mando. Tan pronto como volvíamos a la carretera empezaron a maltratarme. Pasaba de estar al mando y en la cima a ser victima de su crueldad mental. Estaba al borde de un ataque de nervios y a ellos les daba risa. No lo sabía entonces, pero estaba sufriendo una depresión, así que me plante. Siempre estaban paranoicos, pensaban que quería mandar y esa no era mi intención. Tenía un conflicto respecto a mi papel en la banda y todavía lo tienen. Estaban intentando crear una fantasía de lo que Los Ramones eran y parte de esa fantasía consistía en que mi contribución no contaba o algo parecido. Lo necesitaban por su propia psique. De algún modo Joey y Dee Dee presintieron que iba a dejarles y dijeron “no te vayas”. Les explique que me veía forzado a hacerlo, intentaron convencerme de lo contrario, sin demasiada convicción, pero lo intentaron. Johnny estaba consternado y sorprendido, pero no hizo ningún número. Les dije que no quería salir de gira nunca mas: “no necesito tocar la batería, puedo enseñar a alguien como hacerlo y podes seguir sin mi, seguiré trabajando con ustedes en el estudio”. Todo estaba saliendo bien hasta que el último día me la jugaron. Trabajamos mucho tiempo en Road to ruin, varios meses. Puse mucho trabajo en aquellas canciones y se suponía que iba a recibir una cuarta parte de los derechos de autor. El ultimo día, John se me acerco y me dijo: “no vas a recibir derechos”. Su excusa fue que yo iba a recibir un porcentaje sobre la producción, cobre algo, pero no mucho. (Tommy)

JOHNNY R: Era un maniaco del control Le gustaba ser mejor que los demás. Tenia que ganar mas guita, conseguir le mejor asiento. Para conseguir esas cosas necesitaba ser desagradable con la gente. Y puede ser muy agradable, si alguien le conoce y el esta de buen humor, le seducirá. Tiene eso, es parte de el. Es un tipo copado. Johnny es muy divertido cuando quiere, muy ingenioso, muy inteligente, muy rápido con quien resulta divertido estar. No puede olvidarle, pero si la toma contigo, ten cuidado. (Tommy)

AL FIN LLEGA: Me hace muy feliz que las bandas estén ahora disfrutando de nuestra música. Es genial ser valorado por todo lo que hiciste. Estoy muy agradecido porque esto es lo que estaba deseando. El hecho de que no sucediera de inmediato me hizo sentir que quizás estuviera engañándome a mi mismo, pero quizás hubiera sobrevalorad la banda, pero recibir reconocimiento 25 años después lo justifica. Ha sido una larga espera, de algún modo también resulta casi molesto, es como si alguien te despertara de un largo sueño diciéndote: “oye, por cierto, tenias razón”. (Tommy)



50%: Mi primer concierto con fue en Poughkeepsie, New York. Estaba nervioso, pero salí airoso. Tras el concierto, Dee Dee estaba muy contento, sabía que yo estaba en la banda de modo que ahora tenia a alguien con quien compartir la joda y fiesta. Después de aquello me lleve a Johnny a otra habitación y le dije: “esto es lo que quiero por el álbum: para empezar, la mitad de lo que sacan Uds., no espero lo mismo ni tres cuartas partes, se que la banda la formaron ustedes y no seria correcto que yo cobrara lo mismo, con la mitad me arreglo.” “No”, me respondió. Le dije: “vas a tener que hacerlo. Ahora mismo, si dejo el grupo y tienes que buscarte otro baterista va a ser muy ridículo, la gente ya sabe que estoy en la banda”. Conseguí mi 50% de su 100% en aquel álbum y luego fui subiendo. (Marky)

CLASE TURISTA: Mucha gente no quería sentarse al lado de Joey durante los vuelos. Aquello me sentaba mal, pensaban que su aspecto era demasiado extraño Probablemente también le sentaba mal a él. Monte era el único que se sentaba a su lado. Entonces volábamos en clase turista, donde todo era muy estrecho. Joey se embutía en aquellos pequeños asientos, con las rodillas pegadas al pecho. Después pasamos a la clase Business y fue mucho mejor para el. (Marky)

EL BORRACHO DE LA VENTANILLA QUE CASI NO SALE EN LA TAPA: En la sesion de fotos de Subterranean Jungle no dejaban de decirme que me sentara al lado de la ventana, lejos de los otros. Me gustaba la foto, pero supe que pasaba algo. Volví a casa y al cabo de una semana recibí una llamada de Joey y Dee Dee diciendome que no podía seguir en la banda: “la has jodido, deberías buscar ayuda” (por mi problema con el alcohol). En aquel momento aquello me alivio porque así no tendría que vérmelas con las continuas disputas entre Joey y Johnny, o con Dee Dee y su insana y destructiva dependencia de la cocaina y la yerba. Tendría todo el tiempo del mundo para emborracharme. Corrí las cortinas, descolgué el teléfono y empecé a beber. (Marky)

LOS BICHOS VOLADORES: lo que me hizo dejar de beber en 1983 fue que estaba conduciendo borracho y perdí la conciencia al volante. En lugar de pisar el freno, pise el acelerador y me estrelle contra la vidriera de una tienda. Sucedió a las tres de la tarde, mientras niñas de uniforme salían de una escuela católica para tomar el autobús. Pude haber matado a cualquiera. Conducía con un sombrero puesto y una camisa hawaiana, parecía un maniaco. No tenia Carnet, ni nada, así que le di al policía la tarjeta de mi agente de la aseguradora. Me presente ante el juez y me dijo: “no importa lo que hagas, te quedas dos años sin conducir” Por suerte, la asegurada de la tienda pago todos los daños. Me hice con otro Cadillac al poco tiempo. Algo después, Little Matt y yo ibamos ciegos conduciendo por Ocean Avenue en Brooklyn. De pronto, salta una chispa del cableado eléctrico. Le digo a Matt: “se te ha caido un cigarrillo?”. Saltamos afuera y el coche se incendia. Parecia uno de esos coches que hace explotar la mafia, carbonizado. Fue entonces cuando dije: “voy a largarme por un tiempo”. Fui a ese sitio en Long Island y estuve allí dos semanas. Me sentó bien, pero al salir volví a beber. En el fondo de mi cabeza sabia que había algo que podría ayudarme. Intente dejarlo por mi cuenta, fui a casa de mis padres, mire en el patio trasero y vi aparecer aquella forma. Era un puto dinosaurio y se dirigía hacia mi sonriendo. Sacudí la cabeza pero allí estaba de nuevo. Salí disparado de casa de mis padres, volví a mi apartamento y me escondí bajo las sabanas. Todo lo que podía ver eran escarabajos, serpientes y animales volantes. Entonces me interné de nuevo y finalmente me desintoxique. (Marky)



EL ROCKERO DE LA CELDA: yo tenía 24 años y ya me había metido por el mal camino antes de entrar en los Ramones. Estaba echado a perder por drogas y alcohol, era un tipo temerario. Me propuse recuperar el norte e intente que me reclutara la marina, pero las pruebas físicas revelaron un soplo cardiaco, así que fui a parar a los Marines. Los Marines están lleno de “atrapa-balas”, allí no les importa si tienes pies planos, soplos cardiacos o un tercer brazo. A finales del periodo de instrucción me puse muy enfermo, con 41º de fiebre. De hecho estuve muerto durante un minuto. Querían licenciarme porque no llegaron a averiguar lo que me había pasado. La medicación que me prescribieron me hizo sentir peor. La fiebre era tan alta que me metían agua helada por el culo para hacer descender la temperatura corporal. Como las pruebas no eran concluyentes respecto a lo que me sucedía, dejaron de intentar licenciarme. Mientras tanto, supe que a mi madre le habían diagnosticado síndrome de Lupus, mi abuela paterna se moría de cáncer y mi padre había perdido su trabajo. Le comente todo esto a mi comandante en jefe y pedí permiso para dejar los Marines y así poder atender los asuntos de mi familia, pero no me dejaron ir. Dijeron que mientras esperaba iban a destinarme a Hawai para no se que mierda de servicio. Así que les envíe a cagar y deserte, pero me arrepentí y regrese a los Marines, enterándome que me habían asignado otro destino de mierda en Japón. De nuevo les dije que se jodieran y me escape. Entre tanto un amigo me llamo: “Los Ramones prueban hoy bajista, deberías presentarte”. Me fume dos bolsas de yerba antes de ir a la ciudad, de modo que estaba muy volado. Llevaba dos meses en casa, tenia un corte de pelo mohicano y montones de tatuajes, parecía De Niro en Taxi Driver. Llegue y Johnny estaba hurgando en su ampli, Marky sentado a la batería, no había nadie mas. Tocamos I wanna be sedated tres veces y la clave. Dijeron que me llamarían. Volví a casa pensando que aquello había sido una locura, llame a todo el mundo que conocía diciendo que había tocado con los Ramones, nunca espere que volvieran a llamarme. Menos de una semana después llegue a casa y mi madre me dijo: “oh Monte Melnick de los Ramones te ha llamado”, Dejo recado de que me aprendiera dos canciones más y volviera para una segunda audición. Toque RnR High school, blitzkrieg bop y de nuevo sedated. Después Johnny me llevo a un lado y empezó a hacerme un montón de preguntas como que bandas me gustaban y si tenia algun problema con drogas o alcohol. Una mañana me desperté en cada de mis padres al escuchar que llamaba a la puerta. Era la policía, venían a buscarme por haber desertado. La 2da noche en el calabozo, un guardia me dice: “Ward, tiene una llamada”. Yo pensaba que era mi madre y que iba a sacarme de alli. Me puse al aparato y oi: “Chris, soy Johnny Ramone, ¿Cómo te va?”. Le dije: “lo siento, debí habértelo dicho pero no quería fastidiarla, me ha caído un mes de calabozo” Pensaba que se enojaría, ya que en un par de semanas salían de gira. Me dijo: “cumple tu arresto y cuando salgas tendrás un trabajo”. ¡Vamos carajo! Le dije a todos los de la celda que era miembro de los Ramones, pero nadie me creyó. (CJ)


LOS NO DESCAMISADOS: Mi primer concierto fue en Leicester, Inglaterra, el 30 de septiembre de 1989. Fue como la primera vez que practicas sexo: no tienes ni puta idea de lo que estas haciendo, solo quieres acabar. Empezó con la intro, salimos a escena y mi cabeza ¡ding! Se quedo completamente en blanco. Todo lo que habíamos ensayado se fue al carajo. La sala estaba llena y de inmediato empezaron a lanzarme escupitajos y monedas a la cara. Oía como las monedas rebotaban en el bajo. Cometí algunos errores, pero no hubo ninguna catástrofe. Al publico le encantaba, pero tenia enfrente a unos cuantos algo crueles. Una chica se subió a hombros de su novio con una pancarta que decia: “Queremos a Dee Dee”. Me di vuelta, agarre una botella de agua y, ¡blam! Se la estampe en la cara, ella cayó de los hombros del novio y ahí acabo todo. Al final del show, las primeras filas ya coreaban mi nombre. Íbamos a salir de nuevo para los pibes y me di cuenta de que iba cubierto de escupitajos. Apestaba, así que me quite la remera y salimos. Cuando se acabo el bis, Johnny se puso como una fiera conmigo: “¿Qué carajo te pasa?, ¿has visto que alguno de nosotros se haya quitado la remera? ¿Por qué has hecho eso?”. Yo le dije que mi camiseta estaba empapada de escupitajos, me echo la bronca por aquello, pero esa era la forma en que Johnny maneja los asuntos, y yo estaba muy verde. (CJ)

NIÑOS ESPECIALES: Si aparecíamos en un hotel y no tenían listas las habitaciones, sino podíamos llegar, agarrar las llaves e ir a nuestra puta habitación, Johnny se ponía en plan: “Monte, ¿no hiciste la puta llamada?”. Johnny empezaba a quejarse a gritos del plan de viaje, Joey se ponía a hacer lo propio porque no tenían pescado en el menú, porque no tenían piscina o gimnasio. Era como tener que cuidar de niños con necesidades especiales. (CJ)

LA MOTO: En 1992 circulaba con la Harley con mi novia y de pronto un borracho giro a la izquierda sin aviso y yo me estampe la cara contra su parabrisas, mi novia disparada 15 metros y se quedo inconciente. Fui al hospital y allí me dieron 28 puntos en el muslo y 2 en la barbilla. Tenia un montón de huesos aplastados en la muñeca izquierda, me rompi la nariz y también sufrí conmoción cerebral. Al día siguiente llame a Monte para contárselo. Íbamos a volver a salir de gira en un par de semanas, empezando por un festival en Alemania por el que nos pagaban mucha guita. Le dije que me había roto la muñeca y que le llamaría cuando me viera el doctor. Al cabo de 20 minutos sonaba mi teléfono, era Johnny: “¿Qué carajo te pasa? te advertimos que no condujeras la moto”. El doctor me dijo que tenía huesos rotos y era necesario enyesar. Le dije que tenia un concierto importante en un par de semanas, no me enyesaron, me entablillaron y me dijeron que no moviera el brazo. Para cuando llegamos al concierto me dolía tanto que me resultaba insoportable, para colmo no dejaban de retrasar el show de modo que el efecto de los calmantes se iba desvaneciendo. Le dije al medico que me pinchara suficientes calmantes como para poder salir a tocar. El tipo me inyecto en la muñeca una jeringa llena de aquella mierda y se quedo toda la mano muerta!. No sentía nada, así que salimos y empezamos a tocar, pero no tardo en quedar claro que estaba inutilizado. Johnny ordeno que desconectaran el bajo y yo me paso todo el concierto simulando que tocaba. Todo fue bien hasta que vi que el caos se apoderaba del foso y la barrera empezaba a ceder. La gente se estaba enojando, aquello se volvió un desastre. Dejamos el escenario, mi muñeca estaba hinchada y descolorida. Acabe en un hospital que parecía sacado de una puta película de ciencia ficción de los años 50. Por culpa de mi muñeca estuvimos tres meses parados, fue el mayor periodo de tiempo libre que tuvimos mientras estuve en la banda. (CJ)

THE LAST SHOW: Fue una decepción muy grande, sacamos a todas aquellas celebridades a escena, cosa con la que disfrute, pero fue un señuelo barato para vender mas videos, muy evidente, en mi opinión fue un gran error. Lo único que me gusta de ese video es cuando me veo cantando y tocando con Lemmy. Eso y que Dee Dee estuviera alli, lo que resulto una catástrofe, jodio la canción. Dee Dee dijo en aquel concierto que me iba a romper la cara, porque en une entrevista había dicho que solía ir a los conciertos de los Ramones y situarme justo frente a Dee Dee para escupirle. Se lo tomo como una falta de respeto, pero no era nada de eso, a principios de los 80 cuando ibas a un concierto le escupías a todo el mundo. (CJ)

EL LEGADO: A veces es necesaria la historia para hacer obvio algo que ya lo era. A veces lleva su tiempo que surja algo en lo que siempre has creído. Es el caso de los Ramones. Mientras haya adolescentes frustrados buscando algo con lo que identificarse y que moleste a sus padres, Los Ramones tendrán un público. (CJ)

2 comentarios:

Juan Garberi dijo...

Me emociono, y me hago cargo. Como vienen los lunes mierda, gracias pibe por postearte todo esto, por tipearlo, por compartirlo

Mark_Renton dijo...

Los tipos se odiaban, ninguno se podía ver a la cara sin largar mierda hacia todos lados, pero en el escenario rompían culos... Y hasta hoy lo siguen haciendo!


AGUANTEN LOS RAMONES!!!!!