26.11.10

SONIDO MASIVO

MASSIVE ATTACK - HOT FESTIVAL, 22 de Noviembre de 2010. Costenera Sur, Bs. As.


De repente siento que estoy totalmente relajado flotando en el mar, con un cielo azul a pleno totalmente (¿confortablemente?) adormecido y sereno. Floto, floto y floto cuando de repente me golpe una ola, me hunde, me hace dar mil vueltas en el agua y luego de jugar conmigo me deja tirado en la orilla y yo no puedo describir lo que me acaba de pasar.
Eso podría ser un breve resumen de lo que fue Massive Attack en el Hot Festival el pasado 20 de Noviembre.


La última vez que los pebetes de Bristol estuvieron en Baires fue en el año 2004 para un Festival Creamfields (creo) y recuerdo habérmelos perdido por razones económicas y putear por eso. Y anda a saber cuando volvían. Lo que caracterizan a las bandas que visitan la argentina es que algunas NUNCA mas vuelven. Por suerte tuvimos nuestra revancha.
La cuestión era a las 23:20 hs y yo debo haber llegado a las 23:10 con un bondiolazo de la Costanera en el estomago (¡!) y me arrime a unos conocidos. Tenía el temor de que la banda sufriera la baja de decibeles que sufrieron los Queens Of Stone Age y otras bandas en el Pepsi Music.

Es así: El lugar es cercano a la reserva natural que esta cerca y los decibeles molestan y alteran la fauna local, por lo que algunas bandas bajaron sus decibeles pero otras pagaron la multa para exceder el nivel y que suene como Dios manda. Nosotros contentísimos cuando Rage Against The Machine subió el volumen, pero es siempre lo mismo. Se toca donde no se debe tocar y con plata enseguida arreglamos. Es como si no se pudiera mear las cabezas de otros pero pago la multa y meo hasta hartarme.
Va estar bueno Buenos Aires.
Disculpen el desvario.



Tipo 23:30 se apagan las luces y se empiezan a escuchar los beats de lo que después me enteraría que seria “United Snakes”, un lado B de un simple de ellos arrancando con todo la intensidad de un recital genial.
Luego de eso hace su aparición Martina Topley-Bird para cantar “Babel” de Heligoland, el último CD de Massive Attack, y se repetirían sus apariciones en “Psyche” y en una versión increíble de “Teardrop”. Martina en un castellano a las patadas nos contaba que era el ultimo recital que hacia con ellos. Lastima… para los demás.
También apareció el gran Horace Andy para ponerle toda la onda a “Girl, I Love You” y a “Angel” y el viejo fue el mas aplaudido de todos. Otra cantante invitada fue Deborah Miller que también la descosió en “Safe From Harm” y Unfinished Sympathy”.


Tanto Robert “3D” Del Naja y Daddy G (por Dios!! Lo que fue “Rising Son”!!!!!!) se mantenían en un solo lugar estáticos y después en las partes power de los temas Robert se ponía a saltar, bailar y aplaudir… mientras todos nosotros estábamos hipnotizados por el trance del sonido. El bajo te pegaba directamente en el pecho (sobre todo en “Inertia Creeps”) y parecía que en cualquier momento explotaba de las vibraciones.
No hubo nada de pogo, ni de saltos, ni nada… solo todos nosotros extáticos moviendo nuestras cabezas al pulso del ritmo y no importaba nada mas que la música… solo la música.

Como dato extra podría contar que detrás de ellos había pantallas que arrojaban datos en español sobre estadísticas, noticias de la argentina y el mundo y de tanto en tanto aparecía la frase “Que la sigan chupando” de ya-sabemos-quien, y la verdad me chocaba un poco, ya que me parecía medio fuera de contexto, pero se imaginaran lo poco que me importo en el estado que estaba.

Saliendo del recital totalmente aplastados por el final de “Atlas Air” llegue a la reflexión del mar y la ola que te sorprendía. “Que carajo me golpeo?”

Menos mal que esta vez no me los perdí.

7 comentarios:

Vir dijo...

Sí, sí, siiiii....mi sensacion fue como si la musica me hubiera hecho una lobotomia, y asi estuve varios dias despues, felizzz...IN CRE I BLE!!!

Pato Larraín dijo...

NOtable

llucax dijo...

En 2004 fue el BUE festival, yo estuve, yo lo disfruté, yo sabía que esperar de este show y sin embargo me voló la peluca igual, creo que estuvo mejor que el del 2004, que ya me había dejado sin palabras.

Me pareció muy acertada tu analogía de la ola, la verdad que es *IMPOSIBLE* explicar lo que es un recital de MASSIVE ATTACK (así, con mayúsculas).

sebastian dijo...

Safo ....!
Me paso algo loco , pero interesante,
fui por Massive atack ...pero me "pago" la entrada la performance de Thievery corporation deluxe sin dudas !!!!

Odiar Es Bueno dijo...

Tiene razon el amigo Llucax... fue en el BUE, sabia que Creamfields me sonaba raro.

artaro dijo...

yo lloré
literalmente me hicieron llorar
fue MUY increíble

nuria dijo...

Sinceramente y sin exagerar, fue el mejor recital de mi vida. En un momento determinado hice una pausa en el trance que me provocaba la música y me di cuenta de que me pasaba algo raro en el pecho: apoyé la mano para ver qué pasaba y sentí las vibraciones del bajo. Mi pecho estaba vibrando (muchísimo) a causa del ruido que los dedos de un tipo que estaba a unos cuantos metros de distancia producían sobre las cuerdas de un bajo. Pensé que se me iban a romper las cuerdas vocales en pedazos o algo así, pero tampoco me importó mucho y decidí seguir viajando. Después, cada tanto, volvía a sentir esa violencia sobre mi cuerpo, apoyaba nuevamente la mano sobre el pecho y seguía extasiada, sin poder creerlo. Lograr ese efecto sin necesidad de aturdirte, gritar, usar guitarras exageradas... eso es hacer música. Y ni hablar del hecho de poder disfrutar de un recital sin que nadie te golpee. Sólo pararte; que te duelan exageradamente las piernas y la cintura de tanta quietud; mirar, extasiarte y viajar.

Repito: el mejor recital hasta el momento. Muy buena reseña.