14.11.11

DIAS DE SUERTE

Norma + Valle de Muñecas - 10.11 Niceto





“Ni que fuéramos Guns & Roses” dice Manza mientras arroja una botella de agua al público. Tiene razón: es jueves, estamos en Niceto un local del barrio de Palermo de la Capital Federal. No se parece ni un poco al Whisky A Gogo o a un estadio de fútbol de esos con tribunas enormes. Aquí no hay viejos hits reproducidos por un tipo que perdió su gracia hace rato, no hay una lista interminable de caprichos que el productor debió cumplir para que la gran estrella se sienta cómoda en su camarín decorado para la ocasión. No hay un público ansioso por escuchar solo aquellas canciones que le recuerdan a su pubertad. Esto es otra cosa, esto es nuevo, es subterráneo. Acá hay actitud, hay ganas, nadie piensa en cuantos ceros mas se incrementará su cuenta bancaria al término de la noche, sobre todo porque eso no sucederá y porque no es lo que importa. Acá hay gente que hace lo que le gusta a pesar de todo. Hay gente que la rema desde hace tiempo y no bajan los brazos ante las adversidades. Acá están dos de las mejores bandas nacionales que pululan por la escena que tuvieron la buena idea de presentarse juntas. Esto se trata de eso y es suficiente.


Mi primera sensación al entrar al lugar roza la indignación. Es casi la hora del show y somos pocos, o mejor dicho somos menos de los que me gustaría. Pienso en la manada ciega esa que suele salir corriendo a pagar millonadas por artistas internacionales y después cuando tocan bandas nacionales (a precios 50 veces menores) no llenan los lugares como deberían. ¿Dónde esta ese público? ¿Sale de su madriguera solo para ir a ver grupos que las publicidades radiales le hacen creer que son imperdibles? Pobre gente.

La noche en Niceto, arrancó con Norma. Banda de La Plata que esta en esto desde hace unos años, y sin que sepamos bien como lo hacen, cada nuevo disco que sacan se nos vuelve una adicción. Sus canciones son esas que cargas en el Ipod y se quedan ahí por meses. Son pegadizas, audaces, simples y no cansan.
Los platenses acaban de sacar el magnifico “A”, su tercer LP y esta fue una de sus primeras presentaciones en Capital después de su edición. El grupo comandado por Chivas decidió que era una excelente oportunidad de tocarlo enterito y casi sin pausa eso fue lo que hizo. Así fue como desfilaron los 12 tracks interpretados en el mismo orden que se encuentran en el formato físico. En esa ráfaga del comienzo nos quedó claro que los nuevos temas tocados en vivo mantienen esa intensidad que caracteriza los shows de la banda. Como suele pasar, y por suerte ellos no son la excepción, sobre el escenario todo cobra otra dimensión. De sus canciones desaparecen un poco las sutilezas para convertirse en furia y electricidad de la buena, de la que te acelera un poco el corazón. Norma es una banda para escuchar donde se te ocurra, casi en cualquier circunstancia, pero sobre todo es un grupo que hay que ver en vivo. La piña inicial compuesta solo por los temas nuevos, duro poco más de treinta minutos. Después cerrando su actuación le pegaron cuatro canciones de otras épocas: “Simple”, “Cable”, “Pc”, “Enamorado” y se acabó, a otra cosa. Sin decir demasiado, sin mucho circo ni falsa modestia hicieron lo suyo. Corto y directo. No hacia falta más.

Valle de muñecas al igual que Norma viene haciendo ruido desde hace un tiempito por los rincones de la ciudad. Su cara visible mas notoria es Mariano “Manza” Esain, aquel de Menos que Cero, aquel de Flopa - Manza – Minimal, aquel productor de un sinfín de bandas independientes que rondan por ahí. Toda la discográfica de Valles de Muñeca tiene una extraña mezcla de melancolía y esperanza, como ese segundo posterior al diluvio. Valle de muñecas con su música te hace sentir que lo peor ya paso, que puede que haya algo por ahí molestando, pero ya se solucionará. La voz particular de su cantante, las guitarras al frente forman un combo exquisito y disfrutable al máximo. Los Valle de muñeca, también editaron su tercer disco en estos días: “La autopista corre del océano al amanecer”. Este nuevo trabajo es una confirmación de que la cosa va en serio. Otra vez se repite la fórmula y eso no es malo, al contrario, forma una identidad y a esta altura vuelve a la banda reconocible al instante.
Como no podía ser de otra forma sonaron en su mayoría las canciones de este nuevo material mezcladas con viejas conocidas como “Días de suerte”, “Tormentas” y “Vamos al cine” entre algunas otras. La banda en vivo suena, las guitarras están ahí de protagonistas, el bajo y la batería hacen su trabajo y la voz se destaca metiéndose dentro nuestro como siempre hace. Los temas pasaron sin casi presentación, como escupidos con clase desde las tablas. El quiebre fue el chiste del cantante sobre la banda de Axl, algo que invitó al público, casi estático hasta ese momento, a relajarse y dejarse llevar de una buena vez. Así fue como con algunos saltando y cientos de sonrisas dibujadas en la cara de los presentes y luego de poco mas de una hora de show, la jornada se acabó.

Como cada tanto ocurre ese under hermoso que Cromagnon casi hizo desaparecer se despierta, sale de su letargo y hace lo suyo. Sin pretensiones inalcanzables, sin sponsors, sin precios impagables todo vuelve a ser tan hermoso como lo conocimos.
La esencia esta, las bandas están, solo hay que ir a buscarlas.

♦ normA [facebook - soundcloud]
♦ Valle de Muñecas [facebook - bandcamp]

1 comentario:

Santiago Segura dijo...

Genios.

Lástima que no pude ir, pero habrá revancha. El de Norma no lo escuché, pero el de VdM es uno de los discos del año.

Te invito a leer una charla con Manza en mi blog, salud.